«La buena cocina es honesta, sincera y sencilla».
(Elizabeth David)

Una pausa para degustar una cocina capaz de unir la tierra y el mar en sabores únicos.

La tradición gastronómica de Liguria refleja las características de una región única, atravesado por suaves montañas por un lado y bañada por un mar de color esmeralda por otro

La cocina de la Liguria

La tradición gastronómica de Liguria refleja las características de una región única, atravesado por suaves montañas por un lado y bañada por un mar de color esmeralda por otro.

De esta naturaleza variada y exuberante procede la excepcional materia prima de una cocina llena de aromas, sencilla y refinada, a menudo fruto de la creatividad y la experimentación. La fértil tierra de Liguria, templada y soleada, ofrece una increíble variedad de hortalizas, árboles frutales y olivos, y es la cuna de numerosas hierbas aromáticas conocidas desde la Edad Media. Entre estas, la más conocida es la albahaca ligur, ingrediente principal del célebre «pesto a la genovesa». La salsa, con el característico aroma de ajo, aceite, albahaca y piñones, se prepara en frío con estos sencillos pero sabrosos ingredientes y es la salsa ideal para innumerables tipos de pasta, lasañas, gnocchi e incluso sopas.

Existen numerosas recetas «de mar y montaña», platos que se elaboran con ingredientes muy variados combinando marisco, pescado y moluscos con sabrosas verduras de huerto y condimentando a menudo todo  con aceite de oliva. 

Entre las recetas que utilizan el aceite de Liguria y realzan sus típicas características aromáticas, se encuentra la deliciosa focaccia, una suave especialidad de la región que también se puede tomar como desayuno o para acompañar embutidos y quesos.
Otra de las exquisiteces es el brandacujùn, un delicado entrante elaborado con aceite, verduras y patatas.

La mayoría de las especialidades de Liguria nacen de la maravillosa unión entre los productos de la tierra, sabiamente cultivados por el hombre, y la generosidad del mar. De hecho, el pescado es a menudo el protagonista de la cocina ligur, con mejillones y boquerones rellenos, sopas y platos fritos.

La Sardenaira, con salsa de tomate, alcaparras y anchoas, es la antigua pizza de San Remo, especialmente recomendada para un aperitivo rápido.

El plato más famoso es el cappon magro, una especie de torre de pescado, verduras, gambas y mejillones condimentados con salsa verde y gallette del marinaio.

Quien desee disfrutar de una auténtica experiencia de sabor no debe perderse el típico plato de San Remo: el gambero viola. El sabor único de esta gamba, obra maestra de la naturaleza, se debe al particular plancton del que se alimenta.
Para saborearla en toda su plenitud, la mejor forma es comerla cruda acompañada de una copa de los prestigiosos vinos blancos típicos de la Riviera de Liguria.